lunes, 30 de marzo de 2009

Historia y fotos

EDIFICIO ALFAR

Corrían los años 50, y Mar del Plata crecía.
La prosperidad económica de la posguerra alentaba la inversión en la tierra, y los planes vacacionales y obras de infraestructura del gobierno peronista (como la Ruta 2) aceleraban la transformación de esta pintoresca ciudad balnearia en la meca veraniega nacional. En este contexto se insertóla construcción del edificio Alfar.
Inicialmente fue pensado como Hotel Casino, tema recurrente en el
trazado turístico de la época: estaba inconcluso todavía el del Hotel
Provincial y se había inaugurado en 1948 el de San Rafael en Punta
del Este. Sin embargo, su habilitación obtuvo fuerte oposición, tanto
de la Asociación de Propietarios de Hoteles, de la prensa, como del
Estado, quien acababa de monopolizar el Juego. Se inauguró el 29
de diciembre de 1950 con shows en el salón de juegos (nunca se
logró establecer el casino) con la actuación de Jean Sablon, la
orquesta de Oscar Aleman y Guy Montana. En 1951 fue vendido en
propiedad horizontal, un antecedente del formato “apart hotel” y
luego de 50 años de uso obtuvo el premio a la Preservación de la
Arquitectura Moderna de la Municipalidad de General Pueyrredón.
Propiedad de la sociedad representada por Narciso Machinandi-
arena y a cargo del arquitecto Carlos Navratil, el edificio se creó
junto con un centenar de chalets en el barrio el Alfar -ex Barrio Faro
Punta Mogotes, camino a Miramar. Su estilo no tiene nada que ver
con el “pintoresquismo” local ni con el “moderno racionalista” sino
con un movimiento de la década del 30 típico de Rosario, próximo al
estilo moderno internacional, con Le Corbusier o Walter Gropius
como modelos. Su estructura consiste en una placa de 6 pisos altos
sobre un basamento abierto, y un revoque de piedra Mar del Plata.
Hoy el edificio funciona a través de un consorcio copropietario y se
pueden alquilar cuartos por día.
Ubicación:
Por avenida Costanera pasando el Faro y el Acuario, ruta a Miramar,
en el primer semáforo a la derecha.











































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada